jueves, 15 de junio de 2017

La homofobia no tan oculta

La homofobia no tan oculta
14 Junio, 2017 8:06 am por Aimée Cabrera

Centro Habana, La Habana, Aimée Cabrera (PD) Recientemente, en dos
programas de la TV cubana dedicados al 7mo Arte, Espectador Crítico (del
Canal Educativo) y La Séptima Puerta (de Cubavisión) transmitieron dos
películas norteamericanas de calidad innegable: "La Chica del Soldado" y
"Luz de Luna".

La Chica del Soldado, del año 2003, trata sobre la relación amorosa
entre un militar nombrado Barry Winchell, y Calpernia Addams, artista
transgénero, y el posterior asesinato de Winchell producto de la homofobia.

Luz de Luna, del pasado año, ganadora de un Oscar y el Globo de Oro,
narra la vida del afroamericano Chiron en 3 partes: Little, Chiron y
Black. Muestra a un niño retraído que crece en un ambiente de pobreza y
marginalidad donde prevalece la fuerza y ve cohibida su proyección sexual.

Fue lamentable que los dos filmes se pusieran en espacios de poca
teleaudiencia, además de no ser anunciados como sí se hace con otros
programas.

Por estos días, mucho se ha hablado en los medios acerca de erradicar la
homofobia en las escuelas, los centros de trabajo y la sociedad en
general. Pero en Cuba, la "inclusión" luce aún desprovista de
solidaridad y respeto. Personajes exageradamente amanerados y breteros
aparecen en programas humorísticos, telenovelas y otros dramatizados.

En la sociedad cubana, pese a lo que digan Mariela Castro y el CENESEX,
los homosexuales siguen siendo objeto de burlas. Eso, en el mejor de los
casos, porque el frecuente trato despectivo con que tropiezan puede
convertirse en violento.

Es común que un enfermo de VIH- SIDA sienta discriminación por parte de
quienes deben brindarle servicios y asesoría.

Se sabe de numerosos casos de homosexuales que han sido expulsados de
sus puestos de trabajo o les han impedido optar por una determinada
plaza laboral reservada solo para "confiables e idóneos".

Adonde quiera que llegue un gay o una lesbiana y se muestren tal y como
son, reciben de inmediato frases y gestos impropios y miradas burlonas.

Muchos consideran que la sociedad cubana no está preparada todavía para
incluir a las personas de la comunidad LGTBI como seres con los mismos
deberes y derechos que el resto de la población.

Desde los primeros años de la década del 60, el régimen, con la
represión a los homosexuales, originó en gran parte de la población una
idiosincrasia machista y homofóbica que ahora es muy difícil erradicar.
aimeecabrera825.@gmail.com; Aimée Cabrera

Source: La homofobia no tan oculta | Primavera Digital -
https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/la-homofobia-no-tan-oculta/

martes, 13 de junio de 2017

Las dos caras de Mariela Castro

Las dos caras de Mariela Castro
La sobrina de Fidel Castro es vista por algunos como una disidente, gran
defensora de homosexuales en Cuba, pero no lo es
JACOBO MACHOVER

La menor de las tres hijas de Raúl Castro —quien también tiene un hijo,
el coronel Alejandro Castro Espín, uno de sus posibles sucesores— se ha
convertido en una verdadera embajadora del régimen de La Habana. Con más
glamur que el insulso ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla,
Mariela Castro Espín se siente a gusto en los escenarios donde se puede
codear con estrellas internacionales.

Lo ha demostrado en varias ocasiones. En 2015, por ejemplo, apareció en
un festival junto a su hermano, la rica heredera Paris Hilton y la
modelo Naomi Campbell. El año siguiente se la vio, sentada en primera
fila, en un desfile de Chanel organizado por Karl Lagerfeld en el paseo
del Prado habanero. Lejos de la vista de los pobres cubanos, mantenidos
a una distancia respetable. También se la puede ver en las capitales
extranjeras, interviniendo en foros internacionales. Estuvo hace pocas
semanas en Madrid para participar en un evento sobre violencia urbana.
En esa ocasión, destiló unas cuantas declaraciones a la prensa, por lo
menos a la que le convenía. La otra fue apartada y tratada con el
desprecio reservado a los que en Cuba no forman parte de la comitiva
oficial. Cuando un periodista español que no era de su agrado, Guillermo
Sánchez, de Hispano Post, le preguntó simplemente "¿qué tal por España?"
en el aeropuerto de Barajas, ella le ignoró y pidió a su séquito que
alejaran a ese "moco pegado".

La sobrina de Fidel Castro no soporta que la molesten cuando representa
a su país en el extranjero. En Cuba, donde dirige el Centro Nacional de
Educación Sexual y es diputada (designada, no elegida de forma
democrática), no está acostumbrada a ello. Lleva la prepotencia en su
interior. Es curioso que algunos fuera de la isla la consideren casi
como una disidente. No lo es. Disidentes han sido la hija ilegítima de
Fidel, Alina Fernández, y la hermana de Fidel y Raúl, Juanita Castro,
ambas exiliadas en Miami. Mariela se permite ciertas críticas al
machismo ostentado por el régimen castrista para limpiar las culpas de
su padre y de su tío. Ella defiende en la actualidad la causa de los
homosexuales, de los bi y de los trans, pero no cuestiona lo que sus
ilustres familiares hicieron con ellos en el pasado. Cuba fue, en los
años sesenta, un verdadero campo de concentración para los homosexuales
y también para los católicos practicantes, los adeptos a la santería y
los fans de los Beatles. Los campos de la UMAP (Unidad Militar de Ayuda
a la Producción), sobre todo en la provincia de Camagüey, en el centro
de la isla, fueron una de las principales muestras de la barbarie de la
revolución.

Mariela Castro prefiere no extenderse sobre ese periodo. Para ella, es
agua pasada, producto de la mentalidad machista de aquellos tiempos. Del
mismo modo, rechaza a quien fue el verdadero heraldo de la lucha contra
la persecución de los homosexuales en Cuba: el escritor Reinaldo Arenas.
Tuve el honor de conocer a Reinaldo, con quien coincidí varias veces en
el exilio. Con la ironía mordaz que lo caracterizaba, designaba a Fidel
Castro como la "madre superiora", que velaba por la moral jesuítica o
comunista de sus súbditos. De Raúl ni se ocupaba: demasiado
insignificante. ¿Cómo hubiera considerado a Mariela? Seguro que no como
la autoproclamada protectora de los gais. La diputada lo sabe, o lo
intuye. Y se permite opinar sobre una obra que ni siquiera conoce.

La sobrina de Fidel se ha convertido en la verdadera embajadora del
régimen de La Habana en el extranjero

En una entrevista con un periodista amigo, Gorka Castillo, la sobrina de
Castro declaró: "Reinaldo Arenas fue un buen escritor cubano, pero el
cine sobredimensionó su figura. He podido conversar con una mujer con la
que tuvo un hijo y con personas muy cercanas a él y todos coinciden en
que fue una pena lo que hizo. Comercializó con su libro al salir de
Cuba, metiendo alguna mentira para engrandecer al personaje que creó.
Fue expulsado de la universidad por una situación de fraude escolar y
estuvo en la cárcel por un oscuro asunto de abuso sexual infantil. Eso
no lo cuenta en su libro. Es cierto que sus obras no se publican en
Cuba, pero no porque estén prohibidas sino porque el propio Reinaldo
Arenas dejó un testamento en el que expresaba su voluntad de que no
pudieran publicarse".

La ignorancia de la hija de Raúl Castro salta a la vista. Habla de "su
libro" como si solamente hubiera escrito uno. Su obra es considerable.
Incluye lo que él llamaba una "pentagonía" de novelas, junto con otras
obras, varios poemarios, entre ellos un canto extenso de denuncia a los
campos de trabajo, El central, obras teatrales e innumerables ensayos
político-literarios. Mariela Castro parece, sin embargo, referirse a su
autobiografía, Antes que anochezca. Pero cuando dice que "comercializó
con su libro" (sic), no tiene ni idea de la fecha de publicación.

Ese testimonio estremecedor, que tanto hizo por dar a conocer la
terrible represión desatada contra los homosexuales y contra los
creadores libres, es una obra póstuma. Fue publicada en 1992, fuera de
Cuba naturalmente, nunca en la isla. Enfermo de sida, Reinaldo se había
suicidado en Nueva York el 7 de diciembre de 1990, con 47 años. El
cineasta Julian Schnabel llevó la obra a la pantalla en 2000. Su
personaje fue interpretado por Javier Bardem.

Defiende la causa homosexual, bi y trans pero sin cuestionar lo que sus
familiares hicieron con ellos

La hija de Raúl Castro es incapaz de entender que parte de la opinión
pública internacional haya visto en su figura la de un luchador por la
libertad, reprimido como pocos en su propio país. Ella cree que un
libro, incluso póstumo, se escribe sólo por dinero (Reinaldo padeció la
pobreza, en Cuba y en el exilio). Y también insinúa que fue a parar a la
cárcel por perversión sexual (una acusación clásica contra los
disidentes en los regímenes comunistas). Reinaldo Arenas tuvo que sufrir
no sólo la cárcel, sino también la censura, la destrucción de sus
manuscritos, la delación, una persecución de todos los instantes hasta
su salida de Cuba en 1980.

Finalmente, Mariela Castro afirma que sus libros no están prohibidos en
Cuba: solamente su primera novela, Celestino antes del alba, ha visto la
luz en la isla en 1967. Todos los demás libros están vetados y, sin
embargo, circulan de mano en mano, como una afirmación de libertad de
los cubanos, jóvenes y menos jóvenes.

En su testamento, que se dio a conocer públicamente en 1990, no menciona
absolutamente nada sobre la circulación de sus libros, pero sí designa
al culpable de sus desgracias: Fidel Castro. Y concluye con un llamado a
la esperanza, que ni Mariela Castro ni ningún miembro de su familia en
el poder lograrán jamás entender: "Cuba será libre. Ya yo lo soy".

Mariela se permite algunas críticas al machismo del régimen para limpiar
las culpas de su padre y de su tío

Jacobo Machover es escritor cubano, catedrático de letras hispánicas en
la Universidad de Aviñón y autor, entre otros, de 'El exilio, lejos del
paraíso' (Atmósfera Literaria, 2016).

Source: Las dos caras de Mariela Castro | Internacional | EL PAÍS -
http://internacional.elpais.com/internacional/2017/06/09/actualidad/1497021623_675654.html?id_externo_rsoc=TW_AM_CM

lunes, 12 de junio de 2017

How to survive military service as a homosexual

How to survive military service as a homosexual
CARLOS TRUJILLO HERRERA | La Habana | 12 de Junio de 2017 - 10:37 CEST.

"My parents don't know that I'm homosexual. And I don't want them to,
for now, so when I was recruited I didn't say anything," says Ariel, one
of the members of the LGTBI community struggling to survive the machismo
that prevails in the Active Military Service.

"I often get tense because, if someone does something wrong, they ask
him if he's a faggot. They also say that the Army is for real men, and I
wonder what I'm doing here," he adds.

Like the vast majority of Recruits, Ariel would like to be somewhere
else, due to how he is mistreated by the officers. In his case, in
addition to being at the end of the chain of command, there is the extra
pressure of being homosexual.

He has been forced to adapt. The first thing he managed when he entered
the training program was to become an assistant to his company's
lieutenant. Because his family was able to provide some favors (food,
money, clothes, medical shifts) he was spared hours of marching.

He says that he was very afraid of his fellow recruits. The first day
they used the common showers, he remembers, one of the young men got an
erection, for which he was beaten up by the rest. They broke a couple of
his teeth, and an arm.

"When the officer in charge heard about the reason for the attack, he
took care of the matter 'between men' and said: 'You don't have to be
putting up with this faggot stuff.' They transferred the soldier out of
the unit, and that was the end of it."

David thinks he was "pretty lucky". His permanent unit is "very relaxed"
and everyone minds their own business. "Apart from having to put up with
being told to f*** off every time I talk, they leave me alone," he says.

He landed a position in the dining hall and found a partner who shares
his sexual orientation. They get together when they can. "To kill time,"
he says. "I don't think it's going anywhere."

Felipe has to sleep at the end of the barracks and use a mosquito net,
because one of his comrades took the fan he had taken from home.

"I'm afraid to report it because everyone in the unit knows I'm gay," he
explains. "If my mom demands the fan, they will tell her. She's a
Christian and wouldn't accept it."

Felipe has had relations with a couple of soldiers in the unit, "but
they're in the closet. They have girlfriends and hit people, like 'real
men' are supposed to."

Carlos is a lieutenant. Everyone knows he's gay, but no one mentions it
directly. However, "I have to put up with a few things, like extra guard
duty every month."

He says that his companions refuse to stand guard with him, because the
shifts are in an office, late at night. "Most of the time they go to
sleep and I have to stand guard alone."

Although the level of homophobia is high, there exists a curious
phenomenon: homosexuals, once identified, suffer discrimination, but
homosexuality is widely joked about.

Young recruits often say that they are in a prison, and every time a new
one arrives, they touch his butt or pretend to rape him. They also often
hold the new recruit, while they suck his nipples, neck, and ears, and
bite his back. Those who do not go along with the "joke" are harassed
more intensely in the future.

"The best thing is to laugh, say that it was disgusting, and tell them
to all go to hell," says one soldier. "Then they leave you alone."

That is, "macho" men can have fun pretending to be gay, while harshly
discriminating against those who actually are.

Source: How to survive military service as a homosexual | Diario de Cuba
- http://www.diariodecuba.com/cuba/1497256623_31816.html

sábado, 10 de junio de 2017

Mariela Castro: 'El mundo entero hace chistes' con Trump, pero en Cuba 'están muy preocupados'

Mariela Castro: 'El mundo entero hace chistes' con Trump, pero en Cuba
'están muy preocupados'
DDC | Madrid | 10 de Junio de 2017 - 12:51 CEST.

La hija del general Raúl Castro, Mariela Castro, afirmó que "el mundo
entero hace chistes" con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump,
pero puntualizó que en Cuba están "muy preocupados por lo que pueda
pasar" y por el futuro de las relaciones entre ambos gobiernos.

"Nuestro temor es que regresen las posiciones extremistas y la política
agresiva hacia Cuba. Trump todavía es una sorpresa, no tenemos la menor
idea de hacia dónde va y tampoco podemos guiarnos por lo que dice en sus
discursos o entrevistas", aseguró a EFE.

La directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX)
ha participado esta semana en el País Vasco en diferentes charlas y
encuentros organizados por la asociación Euskadi-Cuba.

Castro y Aleida Guevara han sido partícipes de homenajes al difunto
dictador Fidel Castro y a Ernesto Che Guevara por los 50 años de su muerte.

En una entrevista con la agencia española, se refirió a las relaciones
con Washington y a "las consecuencias" del embargo y recordó que durante
el mandato de Barak Obama se vislumbró "una cierta luz" que permitió el
restablecimiento de relaciones entre ambos países.

"Pero no se pudo avanzar más", de lo cual culpó precisamente a lo que el
régimen define como "bloqueo político, económico y comercial", que es
"prerrogativa del Congreso estadounidense".

Mariela Castro no mencionó que durante el proceso de acercamiento, el
Gobierno de su padre no hizo concesión alguna, e incluso en momentos de
la visita histórica de Obama mantuvo el mismo discurso
"antiimperialista" esgrimido durante más de 50 años.

Castro dijo a EFE que ese embargo "radicalizó el proceso revolucionario
cubano", que —como insiste el régimen— "se enfrenta a los grandes
poderes mundiales y siempre está sometido a un bombardeo de mentiras y
desacreditación, porque una sociedad independiente y emancipada molesta
mucho".

"El poder paga a los grandes medios de comunicación y decide qué se dice
y cómo; transmite una imagen distorsionada de los líderes de la
revolución; presentan a Cuba como una dictadura, casi una monarquía con
derechos de sucesión, en la que no existe la libertad de expresión", añadió.

No se refirió, sin embargo, a que los medios de comunicación en la Isla
están en manos del Gobierno y que es precisamente el Partido Comunista
el que dicta "la política editorial", o sea ordena lo que se publica,
cuándo y cómo, y castiga a los que se salen de su cauce.

La prensa estatal no habla de los sectores que se oponen al Gobierno.
Sus periodistas, en blogs personales, en sitios oficiales específicos,
sí atacan y desacreditan a los actores disidentes, sobre los que existe
una represión liderada por los órganos de la Seguridad del Estado.

Castro precisó que se refería a Estados Unidos, en general, pero también
a la Unión Europea, de la que dijo que "está involucrada en una posición
común contra Cuba y ha seguido de forma muy subordinada las
imposiciones" del país norteamericano, pese a que Bruselas firmó hace
poco un acuerdo que le da reconocimiento al régimen y abandona las
anteriores exigencias sobre los derechos humanos.

Acreca de la situación social de Cuba admitió que sus ciudadanos viven
"con precariedad y limitaciones" lo cual atribuyó a un país con pocos
recursos y con "oportunidades económicas y comerciales muy reducidas"
por el embargo, una circunstancia que "penaliza también a terceros
países que quieren invertir en el país".

No atribuyó tales miserias a las políticas económicas desastrosas del
régimen durante años, cuya dirección, solo hasta hace poco y de forma
muy limitada, ha permitido el surgimiento de pequeños negocios privados.

También ha aludido al sistema político cubano, que consta de un único
partido y, tras definir la democracia como "una utopía y un anhelo que
la humanidad todavía no ha alcanzado", ha comparado este modelo con el
pluripartidismo y se ha preguntado quién garantiza mejor los derechos y
las necesidades de los ciudadanos.

"En Cuba, la mayoría está representada por un partido que defiende sus
intereses y el día en que ese partido, al que yo pertenezco, no los
represente, seré la primera en salirme y buscar otro, pero todavía no
hay una propuesta mejor para Cuba que el Partido Comunista", dijo.

Ningún otra formación, por ley, está permitida en la Isla, así que los
grupos que han intentado organizarse no son reconocidos. Sus integrantes
son tildados de "contrarrevolucionarios" y "mercenarios".

Mariela Castro consideró que "no existen los gobiernos perfectos, ni los
líderes perfectos" y apostó por "poner en una balanza lo que hacen unos
y otros, bien por el bienestar colectivo o bien por defender a una
oligarquía".

Respecto a quién sucederá a su padre, Raúl Castro, el próximo año al
finalizar su segundo mandato, afirmó que "el pueblo es quien postula y
elige", y reiteró que el régimen cubano "no es una monarquía sucesoria".

Su padre dejará la dirección del Gobierno, pero no así su cargo de
primer secretario del Partido Comunista, el que realmente detenta el
poder. "Así ha sido elegido ya que hay una confianza en él como líder
histórico", justificó.

"Yo no voy a asumir altas responsabilidades políticas", aseguró.

Respecto a su trabajo como directora del CENESEX, comentó que se trata
de un proyecto que pretende generar "conciencia social" contra la
homofobia y la transfobia, y a favor de los derechos sexuales plenos de
toda la población.

En referencia concreta a una posible legalización del matrimonio
homosexual, indicó que "falta avanzar en el ámbito legislativo, pero
está previsto que esté contemplado en la Constitución". Insistió, como
la ha hecho en ocasiones anteriores, que "las leyes son indispensables,
pero por sí solas no garantizan derechos, por lo que deben enmarcarse en
una estrategia de transformación social y trabajo educativo".

El CENESEX ha asumido en Cuba las operaciones de cambio de sexo de las
personas transgénero. Actualmente tiene preparado un proyecto de ley que
modificaría el Código de Familia vigente, aunque no ha dado detalles de
qué se trata.

Algunos de los reclamos de la comunidad LGBTI al Gobierno son el
reconocimiento legal del matrimonio igualitario así como de las familias
que formen, y la adopción de niños por parte de parejas gay.

Source: Mariela Castro: 'El mundo entero hace chistes' con Trump, pero
en Cuba 'están muy preocupados' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1497091866_31788.html

viernes, 9 de junio de 2017

Cómo sobrevivir al Servicio Militar siendo homosexual

Cómo sobrevivir al Servicio Militar siendo homosexual
CARLOS TRUJILLO HERRERA | La Habana | 9 de Junio de 2017 - 06:34 CEST.

"Mis padres no saben que soy homosexual y no quiero que se enteren por
ahora, así que cuando me reclutaron no dije nada", relata Ariel, uno de
los miembros de la comunidad LGTBI que intenta sobrevivir al machismo
que impera en el Servicio Militar Activo.

"Muchas veces me pongo tenso porque, si alguien hace algo mal, le
preguntan si es maricón. También dicen que el Ejército es para 'machos',
y yo me cuestiono por qué estoy aquí", añade.

Igual que la inmensa mayoría de los reclutas, Ariel desearía estar en
otra parte a causa de los maltratos que recibe de los oficiales. En su
caso, al hecho de estar al final de la cadena de mando se suma la
presión extra de ser homosexual.

Se ha visto obligado a adaptarse. Lo primero que logró cuando entró en
la preparación previa fue colocarse de ayudante del teniente de su
compañía. Gracias a que su familia podía hacer algunos favores (comida,
dinero, ropa, turnos médicos) se vio libre de las horas de marcha continua.

Cuenta que tenía mucho miedo de sus compañeros. El primer día que se
bañaron en las duchas comunes, recuerda, uno de los jóvenes tuvo una
erección y recibió una golpiza del resto. Le rompieron un par de dientes
y un brazo.

"Cuando el oficial a cargo se enteró del motivo, decidió tratar el
asunto 'entre hombres' y dijo: 'Ustedes no tiene que estar aguantando
mariconadas de gratis'. Cambiaron al soldado de unidad y todo se quedó
tranquilo".

David cree que tuvo "bastante suerte". Su unidad permanente es "muy
relajada" y todos andan en lo suyo. "Fuera de tener que aguantar que me
digan que me vaya a meter una pinga cada vez que hablo, me dejan
tranquilo", comenta.

Consiguió un puesto en el comedor y encontró un compañero que comparte
su orientación sexual y están juntos cuando pueden. "Es para matar el
tiempo", dice. "No creo que dé para nada serio".

Felipe tiene que dormir al final del cuartel y poner un mosquitero, pues
uno de sus compañeros le quitó el ventilador que llevó desde su casa.

"Me da miedo denunciarlo porque todo el mundo en la unidad sabe que soy
gay", explica. "Si mi mamá viene a reclamar el ventilador, se lo van a
contar. Ella es cristiana y no lo va a aceptar".

Felipe ha tenido relaciones con un par de soldados en la unidad, "pero
ellos están 'tapados', tienen novias y dan puñaladas, como se supone que
hacen los 'hombres'".

Carlos es teniente. Todos saben que es homosexual, pero nadie menciona
el tema directamente. No obstante, "tengo que aguantar unas cuantas
payasadas, como que me pongan guardias extra todos los meses".

Asegura que sus compañeros se niegan a hacer guardia con él, porque los
turnos son en una oficina, de madrugada. "La mayoría de las veces se
acuestan a dormir y yo tengo que hacer la guardia solo".

A pesar de que el nivel de homofobia es alto, sucede un fenómeno
curioso: los homosexuales, una vez son identificados, sufren
discriminación, pero la homosexualidad "en broma" es muy usada.

Los jóvenes reclutas acostumbran a decir que están en una prisión, y
cada vez que llega uno nuevo le tocan el trasero o simulan violaciones.
También suelen aguantarlos mientras le chupan los pezones, el cuello,
las orejas y les dan mordidas en la espalda. Aquellos que no saben
aceptar la "broma" son acosados con más intensidad en el futuro.

"Lo mejor es reírse, decir que te dio asco y cagarte en sus madres",
dice un soldado. "Y ya, te dejan tranquilo".

Es decir, los hombres "machos" pueden divertirse simulando una
orientación sexual que dicen les es ajena, mientras segregan a aquellos
que la asumen como propia.

Source: Cómo sobrevivir al Servicio Militar siendo homosexual | Diario
de Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1496350190_31581.html

jueves, 8 de junio de 2017

Homofobia en televisión, el sutil trabajo del odio

Homofobia en televisión, el sutil trabajo del odio
Mientras el CENESEX afirma luchar por los derechos LGBTI en Cuba, la
política de medios refleja lo contrario
Jueves, junio 8, 2017 | Ana León

LA HABANA, Cuba.- Si existe en la televisión cubana un horario
respetado, es el de la telenovela. Probablemente sea ese el único
momento del día en que toda la familia se reúne para compartir alrededor
de 45 minutos, atentos a conflictos cuya resolución desafía a la lógica
y el sentido común. Los cubanos no solo disfrutan ese "tira-encoje"
típico de los culebrones; además se lo creen y al día siguiente deviene
tema de conversación en el transporte público, la colas, los centros
laborales y de estudio.

Como atractivo colateral de estos productos audiovisuales figuran
lujosas mansiones, autos, ropa de diseñador y la belleza de los actores
y actrices brasileños. Pero a través de lo que parece un superficial
entretenimiento, se deslizan formas de pensar, actitudes ante la vida y
prejuicios.

Ha llamado la atención el hecho de que en las dos últimas telenovelas se
hayan insertado personajes protagónicos, recreados a partir de un
imaginario que podría considerarse, cuando menos, homofóbico. La
presencia del gay excesivamente amanerado, chanchullero, desleal y
malvado contraviene los preceptos de tolerancia, comprensión y
aceptación que se busca inculcar a la sociedad en aras de frenar la
discriminación a causa de la orientación sexual.

Cuando la Televisión Cubana transmitía la telenovela Imperio, el
personaje de Téo Pereira ―gay y bloguero― generó a nivel popular un alud
de comentarios donde se confundían la crítica a la perversidad del
periodista y el rechazo a su condición de homosexual. La estrecha
correspondencia, establecida en el guion, entre la sexualidad de Téo y
su maldad como ser humano, hacía imposible que el público aceptara una
falla personal como raíz de sus malas acciones. Siempre que las personas
se expresaban de forma peyorativa, el lacerante calificativo recaía en
la sexualidad del personaje.

Aquel infortunado Téo Pereira habría sido un caso aislado si en la
actual telenovela ―Rastros de Mentiras ― el protagónico no fuera un
empresario gay, amanerado hasta el ridículo, intrigante, taimado y capaz
de un acto tan condenable como arrojar una bebé recién nacida a la
basura. Lo peor es que siendo el producto general pésimo, la maldad de
Félix se agranda al punto de ser una de las pocas razones para
desperdiciar 45 minutos ante la pantalla.

La morbosa recurrencia a este tipo de personajes, cuyas características
predominantes son la vileza y la homosexualidad, demuestra cuán
desentendida se halla la política cultural cubana de los cambios que
necesita la sociedad. Mientras el CENESEX respalda una campaña por
escuelas sin homofobia ni transfobia, la televisión nacional exacerba lo
opuesto, aun sabiendo que miles de niños y adolescentes miran la telenovela.

Sobre el mismo pensamiento homofóbico fue creada la antítesis de Félix,
mediocre solución que no hace sino acentuar los prejuicios. Herón y Nico
conforman una adorable pareja gay que ha permanecido junta por diez
felices años, y quieren tener un hijo. Con la irracionalidad y el
tremendismo propios del culebrón, Herón se acuesta con Amarilis (vientre
de alquiler y amiga de la infancia de Nico), la embaraza y tienen un
bebé. Automáticamente Nico queda fuera del plan, sin pareja y sin hijo.
No tiene nada que reclamar y llora por los rincones, porque la visión
del guionista es que los gays son desalmados como Félix, desleales como
Herón, o flojos como Nico. Y si bien la bisexualidad es una orientación
igualmente válida, en Rastros de Mentiras la heteronorma es tan
preeminente que solo puede explicarse a través de la mala intención.

Estas son las telenovelas que se transmiten para el disfrute de los
ciudadanos, sin cuestionar la naturaleza y las consecuencias del mensaje
que emanan de estos personajes. Mientras el CENESEX y sus mal llamados
activistas procuran ―a base de comparsas― atenuar prejuicios largamente
sostenidos por un machismo antológico, no hay un solo programa de
televisión que presente la homosexualidad sin traumas.

El sujeto homosexual aparece para ser odiado, marginado, humillado y
traicionado. Y esta premisa fatalista no solo es adjudicable a los
culebrones brasileños. El teleplay Aprensión, del realizador cubano
Rolando Chiong, está basado en hechos reales y relata un brutal
asesinato ocurrido hace veinte años en una zona rural de la Isla. La
víctima, una joven lesbiana que vivía con su pareja, fue brutalmente
violada y asesinada, y el crimen quedó impune.

Quizás la intención del director era denunciar la criminalidad derivada
de los prejuicios, pero lo único que provocó fue espanto ante el
salvajismo y la impunidad. Jamás en la televisión cubana se ha abordado
con honestidad el tema del amor gay, donde una pareja del mismo sexo
tenga una relación sólida, matizada por humanos conflictos, pero también
por el amor, el respeto, la lealtad.

Cuando se aprecia la desconexión entre la política cultural y las
campañas del CENESEX a favor de la diversidad sexual, cabe preguntarse
cómo serán implementadas las estrategias para crear ambientes escolares
sin homofobia ni transfobia. Hay profesores, de esos llamados
emergentes, que ni siquiera saben el significado de la palabra
transfobia. Es decir, que la peor telenovela brasileña jamás vista en
Cuba, y sus paradigmas negativos, aventajan a los recursos humanos e
intelectuales de que dispone el sistema educacional cubano para empezar
a crear conciencia en este sentido.

Source: Homofobia en televisión, el sutil trabajo del odio
CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/homofobia-en-television-el-sutil-trabajo-del-odio/

miércoles, 7 de junio de 2017

Homosexuales agredidos en Cuba exigen justicia, de lo contrario, acudirán a relator de la ONU

Homosexuales agredidos en Cuba exigen justicia, de lo contrario,
acudirán a relator de la ONU
Última actualización: junio 06, 2017

Un activista de la comunidad LGTB indicó a Radio Martí que el agresor de
siete gais golpeados en Cárdenas, Matanzas, continúa libre. Fue
arrestado y liberado el mismo día del incidente, pero por robar un pan
con jamón en una cafetería estatal.
Al menos siete homosexuales fueron agredidos a mordidas y pedradas
durante un ataque con aparentes motivaciones homofóbicas en Cárdenas,
Matanzas, en un nuevo incidente que muestra cuán vulnerable es aún la
comunidad LGTB en Cuba...más allá de las campañas.

El agresor esta vez fue identificado como Yasiel Hernández Alderete, de
21 años e hijo de Maritza Alderete, quien presuntamente es una oficial
del Ministerio del Interior.

El incidente no es el único en un país abiertamente machista. Pese a que
en los últimos años una campaña liderada por Mariela Castro ha intentado
visibilizar y dar voz a los homosexuales, hechos como el de Cárdenas
ocurren sin que apenas sean del interés de las autoridades policiales.

Así lo constató el activista LGTB residente en Santa Clara, Víctor
Manuel Dueñas, del proyecto Babel, quien ofreció detalles del caso
ocurrido el pasado 31 de mayo al programa Cuba Al Día, de Radio Martí.

"No es un caso aislado. El atacante ha actuado en otras ocasiones (…) ha
agredido físicamente. Parece que esto para él es un hobby, un juego.
Tiene relaciones sexuales con los homosexuales y luego los agrede
físicamente", explicó el activista.

"Las fotos hablan por sí solas", explicó Dueñas, aludiendo a las
imágenes que muestran la ferocidad con que fueron agredidos las víctimas
de Hernández Alderete.

Dueñas denunció el hecho en su perfil en Facebook.

Los siete gais se encontraban en un sitio de encuentro, cerca del
estadio de Cárdenas, cuando el agresor comenzó por inmovilizar a una de
sus víctimas, lo mordió en una oreja y le propinó golpes en la cabeza,
explicó.

La víctima, identificada como Julio César, explicó en un comunicado que
logró escapar corriendo después que mordiera en la mano a su agresor.

Otra, indentificada como Alberto González, explicó que estaba sentado
junto a otros amigos cuando se acercó Hernández Alderete y le lanzó "un
golpe con una piedra que tenía en la mano".

Los amigos de González salieron corriendo y el agresor volvió a
arremeter contra él, para luego robarle el bolso con el teléfono y dinero.

Dos de las siete víctimas hicieron la denuncia a la policía, pero no han
tenido respuesta.

El agresor fue detenido esa noche por haber robado un pan con jamón y
queso en una cafetería estatal y fue multado con 30 pesos en moneda
nacional. Las víctimas dijeron que al día siguiente fue liberado.

Homofobia policial

Los agredidos explicaron en el comunicado enviado a Radio Martí que
corrieron hasta comunicarse con la policía, que llegó en dos carros de
patrullas. No obstante, explicaron, "fueron tratados sin respeto".

"Ustedes los m...... siempre están en lo mismo", explicó en el
comunicado una de las víctimas que no se identifica por temor a represalias.

González, también víctima, dijo que uno de los policías que lo trasladó
al hospital para que le atendieran las heridas comentó "que si fuese por
él no montaba a ningún m...... en la patrulla".

Dueñas aludió a la conducta homofóbica de las instituciones: "Muy mala
la actitud de los agentes del orden público, homofóbica, que denota la
actitud homofóbica que tienen las instituciones del Estado".

Explicó incluso que intentó sin éxito enviar mensajes por la red social
Facebook a Mariela Castro, pero no consiguió respuesta hasta ahora,
admitiendo que en otras ocasiones la reacción de la institución "es el
peloteo".

Por ahora, dijo, los agredidos y otros que han sido víctimas de
incidentes parecidos tienen previsto emprender una acción legal, una vez
que no consigan la atención de las autoridades policiales del territorio.

"Unos 20 gais se van a presentar a la Fiscalía de Cárdenas para
denunciar mal procedimiento y para que las autoridades tomen cartas en
el asunto", dijo.

Pero si no reaccionan, -agregó-, irán por más: "Van a esperar el plazo
de Físcalía de 30 días hábiles, si la respuesta es negativa, ellos están
dispuestos a llevar el caso ante el Relator Especial de Naciones Unidas.

[Redactado por Rosa T. Valdés, con reporte del Programa Cuba Al Día]

Source: Homosexuales agredidos en Cuba exigen justicia, de lo contrario,
acudirán a relator de la ONU -
https://www.martinoticias.com/a/cuba-homofobia-agresion-homosexuales-cardenas-matanzas-/146377.html

martes, 6 de junio de 2017

Cuba then and now: LGBT progress is real

Cuba then and now: LGBT progress is real
As the country opens its doors even farther, U.S. fundamentalists are
looking for influence and to proselytize — not a good omen for LGBT Cubans.
Mark Segal, Philadelphia Gay News Jun 5, 2017

It was 20 years ago when I first reported on the state of LGBT life in
Cuba, and the differences between then and now could not be more apparent.

Start with the procedure to arrange my travel to the island nation. In
1997, as an out LGBT journalist, I received no assistance from the U.S.
government — except the warning that I could have trouble re-entering
the United States, since the U.S. government might not recognize LGBT
reporters as legitimate journalists.

As for Cuba, its embassy refused to return calls.

As with most Cuba-bound Americans, I had to travel via Mexico and
arrange hotel and other necessities through third- and fourth-party
connections. At times, it was almost cloak-and-dagger.

Today, travel protocols made my arrangements vastly easier than 20 years
ago. The Cuban Embassy not only sped up my visa, it arranged for me to
have official Cuban press credentials, which it also did for other U.S.
LGBT media on the same trip.

That ease of entry symbolizes Cuba's attempt to open its society — and
go after the lucrative LGBT tourism market.

My trip could not have been timed better, since Cuba was about to
commemorate the 10th annual International Day Against Homophobia and
Transphobia, spearheaded in the country by the Cuban National Center for
Sex Education. CENESEX is headed by Mariela Castro, the daughter of the
current president of Cuba and niece to its former president, Fidel Castro.

Understanding religion's role
My first evening's dinner was spent with an old friend and U.S. gay
pioneer, the Rev. Troy Perry of the LGBT-inclusive Metropolitan
Community Church, who was scheduled to receive an award from CENESEX.

We dined with members of his Cuban church, whose pastor is Elaine
Saralegui, an out lesbian from Matanzas, Cuba. Their work holds a mirror
up to the religious complexity of the Cuban people.

The Roman Catholic Church estimates that 60–70 percent of Cubans
identify as Catholic, with Protestants — like MCC members — making up
only about 5 percent. Many from both denominations also embrace
practices of the African-Caribbean Santería faith.

As the country opens its doors even farther, U.S. fundamentalists are
looking for influence and to proselytize — not a good omen for LGBT Cubans.

But Perry's church has a distinction: It is the first official
non-government LGBT organization in Cuba. Perry takes pride in stating
that Cuba now becomes the 34th nation with MCC churches.

The distinctions and progress don't end there. Perry says that while the
Catholic Church in Cuba imports its priests from other Latin countries,
all MCC churches will have Cuban-born ministers.

The first is Saralegui, making her the first out lesbian activist in
Cuba. She says, with a grin, that she identifies as an LGBT Christian
activist.

Saralegui was inspired by Perry's work two years ago and asked her
bishop about creating a church for LGBT people. A few disagreements
later, MCC Matanzas — a city that considers itself Cuba's art capital —
became Cuba's first out church.

When she's not tending the church, Saralegui travels the country
performing liturgies for LGBT Cubans and anyone else who wants to hear
her message of inclusion.

"I want our community to be proud," she says with a smile through a
translator.

When I ask her if she's had any issues from members of the LGBT
community about her activism, she smiles broadly and states, "Some don't
believe you can be Christian and gay."

Overcoming Cuba's dark past
Cuba's past often clashes with its present — and the government's
relative embrace of the LGBT community today belies its shameful past.

Meet Luis. Now 74, he survived one of Cuba's labor camps for gay men in
the 1960s. At 16, Luis was taken to a camp, which was apparently
unsurprising since, he smiles and says, "Everyone in my neighborhood
said I was that way." He soon discovered what his time in detention
would comprise: "The second day they yelled and yelled at me, 'Be a man,
be a man.' All day.

"They never hit those of us in the camps; they only spoke at us."

On most days, the men had to sit through what today we'd call
re-programming. "They had signs everywhere: 'The revolution needs men.'
And they kept telling us we had to be men and gay people were not men."
They also heard frequently from the psychologist camp officials brought
in from Havana.

In another attempt at reeducation, the men were put to work.

According to Luis, there were many camps and each held about 120 men.
The hard physical labor was supposed to make one a hard (read: straight)
man.

As to numbers, Luis tells me several thousand gay inmates were housed in
a section of Cuba far from Havana.

Luis is not clear about how he left the camp, but he knows what he did
afterward.

"My old life was no more and I couldn't go home or get work so I went to
the capital," he recalled. "I told them I lost my papers and was given
new papers; they never knew about my past life."

He studied and became a technical draftsman. He found love, and settled
into life.

The government used to deny it had such camps, but before his death,
Fidel Castro admitted it and apologized. Luis, a short, jovial man,
wanted a personal apology and he eventually received it from another
Castro — CENESEX's Mariela.

When I ask what he thinks the future holds for Cuba's LGBT community, he
shrugs and says he's "hopeful." He wants people not to forget their
history, but he doesn't want that connection to the past to impede progress.

It's a hard line he walks, but he does it with a joyous style.

A couple of days later I watched him dancing at the CENESEX rally, doing
a rhumba with his friends. Luis was enjoying life and its new freedoms,
but never letting go of those memories of a different time.

Nascent LGBT tourism industry
The reality is that you can't judge Cuba on its treatment of LGBT people
in the past. Louis wants to live for today, and in today's Cuba, at
least for the LGBT community, things have changed.

My tour guide, Leandro Velazco, says of LGBT tourism: "We have bars,
nightly 'inclusion' parties, a couple of good restaurants, a state-run
LGBT organization, occasional festivals and even Grindr." When I look
quizzically at him, he tells me about something called Planet Romeo,
which he said was the first LGBT social-networking site to hit Cuba
several years ago. His business, GaytoursHavana.com, like many in Cuba,
is adjusting to the internet, hoping that the promise of LGBT tourism in
Cuba becomes a reality.

I thought of that as I marched in the International Day Against
Homophobia and Transphobia rally, along with almost 1,000 Cubans. They
shouted socialist slogans peppered with "End Homophobia and Transphobia
Now." There were no corporate sponsors, and it looked more like a gay
Pride celebration than a march of defiance. At the rally, there were a
few speeches and then a dance and festival. CENESEX used the event for
HIV education, condom distribution and testing.

There's no question Cuba wants to get into the gay tourism game. There
are at least four LGBT tour-guide sites on the web and numerous
individuals and travel groups in the United States who specialize in
LGBT Cuban tourism.

Cuba is home to great weather, beaches, mountains, incredible colonial
architecture and some of the most hospitable people you'll ever meet. It
also sometimes seems the country is in a time capsule.

That can be a curse or a charm.

The old Buicks and Chevys are an example. They're charming, but their
prevalence reminds visitors that new cars are out of reach for many
Cubans — although that has begun to change, as has the hospitality
industry, which languished for years. On the way to the airport, you
notice parking lots full of new taxis and tour buses waiting for the
explosion of tourists.

Cubans call their country "The Pearl of the Caribbean," but that pearl
is still trapped by the U.S. embargo. It's a touchy subject here — some
claim the embargo is keeping this country in economic turmoil, while
others say it is the government's political repression that stifles Cuba.

Either way, it wreaks havoc on tourism. There is not one place in all of
Cuba that you can use an American credit card. Therefore, cash is a
requirement. How many Americans want to travel with a wad of cash in
their pockets?

Still, Cubans themselves say they want change — and no longer to feel
like pawns of two governments.

This article originally appeared in Phildelphia Gay News.

Source: Cuba then and now: LGBT progress is real | Lifestyle |
wisconsingazette.com -
http://www.wisconsingazette.com/lifestyle/cuba-then-and-now-lgbt-progress-is-real/article_7c2376dc-4a0c-11e7-8414-37ec2768a301.html

lunes, 5 de junio de 2017

Activistas LGBTI: 'El CENESEX no nos tiene en cuenta'

Activistas LGBTI: 'El CENESEX no nos tiene en cuenta'
DDC | Miami | 5 de Junio de 2017 - 16:31 CEST.

"El CENESEX (Centro Nacional de Educación Sexual) no nos tiene en
cuenta, no nos ven. Saben que estamos. Esto no es una lucha, ni una
guerra, si no, más bien es escuchar y unir a todas las partes para que
las cosas funcionen. Hay que preguntarle a la comunidad, que no se está
haciendo", señaló Juana Mora Cedeño, directora de la Alianza
LGBTI Cubana Manos.

Tres representantes de la Alianza Manos estuvieron en Miami en la IV
Conferencia Global de Derechos Humanos LGBTQI, del 26 al 29 de mayo,
como parte de los World OutGames Miami 2017, que se desarrollaron hasta
este domingo 4 de junio.

Este es el evento más grande de diez días de duración que une al
Deporte, la Cultura y los Derechos Humanos.

La Alianza Manos une a seis proyectos de la sociedad civil independiente
cubana.

"Aquí hemos presentado un panel donde hablé un poco de la historia de la
comunidad LGBTI en Cuba. Sabemos que las discriminaciones no son a
partir de la Revolución, sino desde antes, porque el machismo es
mundial, es general. Hablamos todas las cosas que pasaron después de la
Revolución, las UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción) que
es una parte muy sensible para la comunidad", detalló a DIARIO DE CUBA
la directora de Alianza Manos.

Mora Cedeño explicó, además, que presentaron el trabajo de la Alianza,
que recalcó que es "más bien social, no meramente política aunque
nosotros vemos que hay política en todo".

La activista habló de la necesidad "urgente" de cambios y de
legislaciones que avalen a la comunidad que representa.

"Necesitamos cambios que no solo vengan de la agenda política, sino que
nos tengan en cuenta como comunidad. Nosotros también tenemos cosas que
decir, que nosotros somos los que sabemos los cambios que necesitamos,
las legislaciones por parte del Estado para poder defendernos, que en el
Código de Trabajo se ponga también la identidad de género", explicó.

"Hace falta que esas legislaciones no se demoren mucho tiempo porque en
Cuba las legislaciones son muy demoradas. Es necesario que estas cosas
funcionen", reclamó.

Mario José Delgado González, secretario de la Alianza Manos, por su
parte, recalcó que la posición de su organización es social: "Agrupamos
a organizaciones de la sociedad civil independiente LGBTI en aras de
defender y crear nuestra propia agenda, una agenda que represente
nuestros intereses desde una posición social y no oficial que viene
gestando y gestionando el CENESEX".

Según Delgado Gómez, hay un descontento "evidente" con el trabajo del
CENESEX.

"Los que participamos en la marcha contra la homofobia que se realizó en
mayo, la mayoría de las personas que asistieron fue muy desfavorable, se
mostraban en desacuerdo con lo que estaba ocurriendo, referente a la
labor que viene realizando Mariela Castro porque su posición es ofrecer
un discurso político, cuando a la comunidad LGBTI lo que le interesa es
que se defienda y que se legisle por sus derechos", detalló.

Sobre el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, también
criticó la postura tomada por Mariela Castro, directora del CENESEX.

"Lo que realmente quiere la comunidad LGBTI cubana es matrimonio, no
unión entre personas del mismo sexo. La política del CENESEX aboga por
la unión consensuada entre personas del mismo sexo: una posición que
parte más bien de los intereses de la política gubernamental y que no
está sujeta a ningún tipo de investigación del CENESEX realizada a la
sociedad", condenó.

Agregó que Manos se encarga de capacitar en tres sentidos: en cuanto a
derecho internacional, legislaciones nacionales y de formar a los
activistas y a las organizaciones en sí.

"Tratamos de mostrar la ruptura que existe dentro de las leyes
nacionales que no permiten que la comunidad LGBTI seamos representados
como comunidad", destacó.

En cuanto a las leyes de Mariela Castro, señaló que "siguen en el gavetero".

Sisi Motiel, responsable de la agenda trans de Manos, denunció el estado
de "abandono" en que se encuentra este colectivo.

"La política que sigue el Estado respecto a las mujeres trans es
bastante deficiente. No hay ninguna ley que las ampare y las protege, ni
civil ni cultural ni educativa, y mucho menos laboral. Estamos excluidas
de todo. Una mujer trans hoy en Cuba es un cero", condenó.

También se refirió a la situación actual en que se encuentran las
mujeres trans.

"La población trans es muy marginada por la sociedad, por el seno
familiar. El grupo de trans es muy pequeño. Muchas trans no asisten al
CENESEX porque realmente no ha habido trabajo que desempeñen respecto a
la violencia policial contra las mujeres trans que realizan el trabajo
sexual. Ellas mismas realizan su propia defensa. El grupo de mujeres
trans que asiste al CENESEX están bajo su política. Aceptan la violencia
y no tienen a dónde dirigirse", explicó.

Sobre la situación en las provincias, añadió que "las mujeres trans
emigran a La Habana buscando un espacio más libre. En las provincias hay
más discriminación, por ser pueblo chiquito. Ellas se ven expulsadas de
su entorno familiar y caen en la capital buscando una aceptación porque
la capital es más grande y pueden realizar el trabajo sexual y tienen
más espacio que visitar".

Acerca del estado actual de la comunidad LGBTI, Delgado González explicó
que "Manos trata de emplear las herramientas para que la sociedad se
forme, porque en Cuba no hay cultura de derechos humanos y encima de eso
lo que ocurre es que no se promueven los instrumentos internacionales
que se encargan de proteger a la comunidad LGBTI".

El trabajo de Manos, concluyó Mora Cedeño, es "empoderar a la comunidad
y que desde la comunidad misma haya una defensa, pida sus derechos y las
legislaciones que hace falta que el Gobierno haga para nosotros seguir
trabajando por la sociedad".

Los activistas de Manos participaron este 26 de mayo en el panel "Cuba:
la situación LGBTI" en el Centro de Convenciones de Miami Beach en el
marco de este evento internacional.

Source: Activistas LGBTI: 'El CENESEX no nos tiene en cuenta' | Diario
de Cuba - http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1496673114_31657.html

sábado, 3 de junio de 2017

Un movimiento alternativo reta la hegemonía de Mariela Castro sobre la comunidad LGBTI

Un movimiento alternativo reta la hegemonía de Mariela Castro sobre la
comunidad LGBTI
MARIO J. PENTÓN, Miami | Junio 03, 2017

Para hablar de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales
e intersexuales (LGBTI) en Cuba se tiene que mencionar a Mariela Castro
y al Cenesex, que ella preside, dicen tres tres activistas
independientes del Macroproyecto Manos, de visita en Miami para asistir
a OutGames, los juegos olímpicos de la comunidad LGBTI.

Pero si bien es cierto que la labor de la la hija de Raúl Castro ha
puesto sobre el tapete el tema de esta comunidad, algunos activistas han
decidido emanciparse del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex)
porque quieren reivindicar la naturaleza social de su proyecto, frente a
la "agenda política" que, dicen, maneja la institución oficial.

"Nuestra prioridad es defender el derecho de la comunidad LGBTI y educar
a sus miembros. No solamente debemos conocer lo que nacionalmente se ha
legislado al respecto, sino los documentos internacionales y cómo
estamos protegidos por la legalidad internacional", explica Juana Mora
Cedeño, directora de la organización Arco Iris Libre de Cuba.

El Macroproyecto Manos surgió como una necesidad, según dicen los
activistas. En 2014, algunas de las organizaciones independientes que
representaban a la comunidad LGBTI y que no estaban bajo el paraguas
oficial del Cenesex se agruparon para apoyarse mutuamente.

"La diferencia entre nosotros y el Cenesex es básicamente que nuestro
proyecto nace de la comunidad, mientras que el otro es un proyecto
oficial con orientaciones desde el poder", agrega Mora Cedeño.

Dentro de las acciones que realizan está el estudio del documento
Nacidos Libres e Iguales sobre orientación sexual e identidad de género
de las Naciones Unidas. Además brindan asesoramiento a gays, bisexuales,
transexuales y lesbianas sobre cómo defender sus derechos desde la
transversalidad de los mismos.

Otro punto importante en su agenda es el apoyo material y en asesoría a
los enfermos con VIH Sida, para lo cual cuentan con ayudas de diferentes
organizaciones internacionales, entre ellas la Fundación Caribe
Afirmativo, una organización LGBT colombiana que respalda esta iniciativa.

Sisi Montiel, (Michele Hernández Sánchez) es una mujer trans, presidente
de la red Trans Fantasía, que se dedica a apoyar y asesorar a las
personas transgénero en Cuba. También integra el Macroproyecto Manos.

"Es un poco difícil hablar en Cuba de derechos humanos porque la gente
piensa que se trata de tumbar al Gobierno. Tenemos que hacer diariamente
un trabajo que requiere mucha paciencia para ir eliminando tabúes", dice.

Montiel dice haber sufrido su disidencia en materia sexual por partida
doble: al ser discriminada por la sociedad y luego convertirse en una
"opositora" al Cenesex.

"Me llaman opositora las mismas transexuales que asisten al Cenesex. Es
algo que me molesta, porque yo no me considero opositora a nada,
simplemente soy una activista por los derechos LGBTI pero que no quiere
hacer parte del Cenesex", explica.

Según Montiel existe una verdadera persecución contra los gays,
transexuales, bisexuales y lesbianas que se apartan de la organización
oficialista.

"Nuestra organización [Macroproyecto Manos] no está autorizada
legalmente. En Cuba solo existen las organizaciones que permite el
Gobierno y no quieren aprobar otro grupo que haga lo mismo que Mariela
Castro", explica.

Todos los proyectos LGBTI tienen que pasar por las manos del Cenesex y
aquellas organizaciones que trabajan por esa comunidad y que no son
reconocidas por el Estado se convierten en grupos
discriminados,obligados a trabajar en la semiclandestinidad y sin
mecanismos legales para sostenerse económicamente o canalizar ayudas.

"¿Para qué quieres ir a la marcha del Cenesex si después, en la noche,
te apresan?, les digo a las trans, porque muchas de ellas son
trabajadoras sexuales y terminan detenidas por la policía y acusadas de
trata, posesión y consumo de drogas (cuando lo que llevan son
lubricantes)", explica Montiel.

"Para la policía es fácil. Te multan y después dicen: para que te la
quite tu madrina Mariela, porque para ellos, Mariela Castro es la
madrina de todos los gays. Yo les digo que no tengo madrina, porque no
tengo hecho santo", ironiza refiriéndose a los ritos de la religión
afrocubana.

Para Mario José Delgado González, activista y director de la Fundación
Cubana Cristiana Divina Esperanza, el trabajo que realiza su
organización (también dentro del Macroproyecto Manos) busca eliminar el
cariz político que se le ha dado a la conquista de los derechos de esta
comunidad en Cuba.

"Nos encantaría poder conversar con Mariela Castro y tener proyectos en
conjunto. Sabemos que ella nos conoce, pero aunque intentamos establecer
puentes nunca hemos recibido respuesta", dice el activista.

No obstante, Delgado González explica que la esencia de ambos proyectos
son distintos. "Nuestro único interés es promover los derechos de la
comunidad sin matices políticos. Mariela en cambio tiene un discurso más
político y solo representa a las personas que responden a su ideología",
explica.

El activista considera que la columna vertebral del Macroproyecto Manos
es el Aula de Derecho Ciudadano, una iniciativa que busca empoderar a la
comunidad LGBTI con el estudio de la Declaración Universal de los
Derechos Humanos, los códigos penal, de familia y laboral, además de
leyes y documentos para elaborar propuestas anti discriminación.

"Trabajamos por el respeto a los derechos humanos integralmente, incluso
más allá del tema LGBTI. Nos gustaría hacerlo desde una plataforma legal
y con todos los derechos y deberes que ello comporta", sostiene Delgado
González, que no pierde la esperanza de conseguirlo más adelante.

Source: Un movimiento alternativo reta la hegemonía de Mariela Castro
sobre la comunidad LGBTI -
http://www.14ymedio.com/nacional/movimiento-alternativo-Mariela-Castro-LGBTI-Macro_Proyecto_Manos-Ar-Cenesex_0_2228177172.html