viernes, 30 de enero de 2015

Puedes escoger: morirte de hambre o envenenada

"Puedes escoger: morirte de hambre o envenenada"
"Yo no sé qué será lo que le echan a eso, que le da ese sabor medio
'rancioso', pero a mí tuvieron que pasarme hasta sueros… Por poco me voy
pal otro lado". "Parecemos conejillos de indias del experimento del
gobierno"
viernes, enero 30, 2015 | Miriam Celaya

LA HABANA, CUBA — Son casi las 9:30 am, hora de apertura del Centro
Comercial Carlos III, y la gente se agolpa ante la puerta de entrada
para estar entre los primeros en llegar a la carnicería, ubicada al
final de la planta baja. Es uno de los pocos mercados donde se puede
encontrar por estos días uno de los productos más económicos –o quizás
debiera decir, menos gravosos– para los bolsillos de la mayoría de los
cubanos: muslos de pollo, con un precio de 2,40 CUC por kilogramo.

Los clientes lo prefieren sobre otras ofertas porque aquí lo pueden
adquirir a granel, lo que evita el peso añadido del hielo –uno de los
trucos con el que los empleados suelen timar a los compradores–, además
de la ventaja de que tienen menos piel y grasa que otras piezas. Muchos
aspirantes a compradores son ancianos, cuya salud les impide consumir
alimentos procesados industrialmente, o madres que buscan opciones
aceptablemente sanas para alimentar a sus hijos pequeños. El año 2015 ha
debutado bajo el mismo signo de miseria perniciosa que en Cuba parece
ser una condena eterna.

Ante el mostrador encristalado se forma rápidamente la cola, pero el
tiempo transcurre sin que aparezcan las ansiadas cajas plásticas en las
que transportan los dichosos muslos de pollo hasta el estante de ventas.
La gente comienza a impacientarse y a reclamar, mientras algunos pícaros
aprovechan el bullicio para tratar de colarse en los puestos delanteros.
Aumenta la batahola y los reclamos comienzan a tomar un cariz opositor.
Hay consenso en señalar como culpable de la situación al gobierno, al
que todos califican como autor del verdadero "bloqueo" que se vive al
interior de la Isla, y menudean las críticas, no solo al
desabastecimiento crónico y los elevados precios, sino a todo lo que no
funciona, es decir, al sistema completo.

Un jefecillo aparece para tratar de poner orden y acallar las protestas.
"Aquí no vamos a permitir comentarios políticos", dice el hombrecito,
pero nadie le hace caso y él opta por irse. No aparece ningún
revolucionario intransigente que salga al paso de este enardecido
conglomerado humano. Casi enseguida aparecieron los empleados de
almacén, arrastrando las muy esperadas cajas de muslos de pollo y la
cola se reordenó, pero la gente siguió despotricando.

"En este país solo puedes elegir entre morirte de hambre o envenenada
con las porquerías que te venden", comenta una señora septuagenaria,
quien asegura que las hamburguesas que se amontonaban en una nevera
cercana, al precio de 0,35 CUC la unidad, le habían producido una severa
intoxicación unos meses antes. "Yo no sé qué será lo que le echan a eso,
que le da ese sabor medio 'rancioso', pero a mí tuvieron que pasarme
hasta sueros… Por poco me voy pal otro lado". "Parecemos conejillos de
indias del experimento del gobierno, pero lo jodido es que seguimos
comprando esos inventos y no pasa nada", añade un hombre mucho más joven
que dice comprar allí el pollo para su negocio de comidas para llevar.

Por su parte, una mujer de apenas 30 años exclama lo que siente casi
cada cubano: "¡Yo no sé cuándo llegará el día que uno no tenga que
levantarse pensando en la puñetera comida!".

Menudeaban en el grupo las anécdotas y hasta ciertas remembranzas
traumáticas de los años 90', que afectan todavía la psiquis popular y
constituyen un fantasma nunca totalmente exorcizado de nuestras vidas,
hasta que por fin comenzó la venta, se reorganizó la cola y los ánimos
se fueron calmando a medida que los más recalcitrantes hacían su compra
y se marchaban.

Estas escenas que se repiten a diario revelan la frustración y rencor
acumulados en los cubanos comunes. El tiempo pasa mientras la mayor
parte de las energías de la población se sigue destinando a tratar de
garantizar los alimentos diarios, sin muchas más posibilidades, tal como
si se tratase de una piara de cerdos salvajes en medio de un monte. La
gente está harta de la humillante pobreza que sigue adherida a los
cubanos como una costra, pero nadie espera que el gobierno haga nada
para cambiar este estado de cosas ni se deciden a cambiarlas por ellos
mismos. Las esperanzas más inmediatas de al menos mejorar la capacidad
adquisitiva se cifra en el todavía hipotético comercio con EE UU. "Me
imagino que las cosas serán más baratas si vienen de allá. Ahora hay que
ver si 'esta gente' tiene con qué pagar", dice un señor que parece muy
versado en transacciones comerciales, costos de producción, fletes, etc.

Transcurrido prácticamente todo el mes de enero, en los comercios se
mantiene el desabastecimiento típico de los primeros días del año,
aunque algunos productos de gran demanda –como el muy popular picadillo
de pavo, procedente de EE UU, entre otros– ya habían desaparecido de los
estantes varias semanas antes de que finalizara 2014. En la carnicería
del Centro Comercial Carlos III, reabierta pomposamente a bombo y
platillo, y repleta de los más variados productos hace menos de un año,
numerosas neveras están vacías y cubiertas con una cortina gris. En Cuba
ningún comercio estatal es capaz de sostener la oferta que muestran en
sus aperturas, una tendencia que igualmente afecta a no pocos comercios
particulares.

Descontento, incertidumbre

El descontento popular es creciente y se manifiesta en cualquier sitio:
en los mercados agropecuarios, en las tiendas, en las paradas de
ómnibus, en las oficinas públicas, en los pasillos de los edificios
multifamiliares cuando se encuentran dos o más vecinos. La mayoría de la
población cubana siente el agobio de las permanentes carencias, la
incertidumbre, la inflación y la ausencia de soluciones para los
múltiples problemas que aquejan la vida cotidiana.

La epidemia de carestía ha incidido, a su vez, en un aumento de los
precios de los cárnicos en las tarimas de los agromercados, donde ya
esta semana el valor de la carne de cerdo se ha incrementado en cinco
pesos más por cada libra –de 40 a 45 pesos en moneda nacional (CUP) –,
en tanto se mantienen los precios elevados del resto de los productos
del agro, algunos ya con una nueva ola alcista.

Sale un año y entra otro sin que se perciban mejorías en las condiciones
de vida de los cubanos. Las conversaciones entre los gobiernos de Cuba y
EE UU van para largo, y todavía no se avizora un horizonte muy
prometedor para los "emprendedores" que constituyen hasta el momento la
piedra angular de las transformaciones económicas que deberían remontar
la crisis cubana. De hecho, los más atrevidos de ellos ya han elegido
cuál será su próxima inversión: la vía que resulte más expedita para
escapar lo antes posible de Villa Castro.

Source: "Puedes escoger: morirte de hambre o envenenada" | Cubanet -
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/puedes-escoger-morirte-de-hambre-o-envenenada/

miércoles, 28 de enero de 2015

Vestida de hombre - transexualidad y machismo en la Cuba actual

Vestida de hombre: transexualidad y machismo en la Cuba actual
La película cubana "Vestido de novia" lleva más allá una temática
difícil, vista aún con tabúes dentro de la Isla
miércoles, enero 28, 2015 | Ernesto Santana Zaldívar

LA HABANA, Cuba. -Después de haber resultado Premio del Público en el
último Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, la película
Vestido de novia comienza a exhibirse ahora en circuitos y salas de
varias ciudades y, por el asunto que trata y aquel premio recibido, es
lógico que reciba el apoyo de la audiencia.

Naturalmente, un filme que trata sobre el cambio de sexo mediante una
operación quirúrgica y la represión y el abuso hacia los que han
decidido escoger el sexo que sienten suyo, se supone que ha de ser
interesante y loable.

Y Vestido de novia lo es, sobre todo sabiéndola ópera prima, el primer
largometraje de ficción de Marilyn Solaya, directora con experiencia
cinematográfica no solo porque actuó como la novia de David en Fresa y
chocolate, sino sobre todo porque dirigió el documental En el cuerpo
equivocado (2010), que contó con un buen equipo de realización y, tras
siete años de investigación, nos acercó a la vida de Mavi Susel, un
transexual que recibió cambio de sexo en 1988 y, ya como mujer, contrajo
matrimonio en 1991.

Al final de Vestido de novia, leemos que la película está inspirada en
hechos reales, y eso se reafirma con la presencia de la misma Mavi Susel
en el reparto de actores (la enfermera en la consulta de obstetricia) y
con su nombre encabezando la larga lista de agradecimientos especiales,
donde aparece también, y previsiblemente, Mariela Castro. Pero, como
siempre sucede, que el filme haya partido de hechos reales a la hora de
contar su historia no significa más que una curiosidad anecdótica, pues
la verosimilitud de lo que aparece en pantalla depende más de la
habilidad narrativa que de similares acontecimientos de la realidad.

Y el guion, también de Solaya, buscando verosimilitud, a veces la
rehúye. Estamos ante la típica situación del matrimonio normal donde el
pasado irrumpe y lo cambia todo. Pero la premisa de la película —que
Rosa nunca le confiesa a Ernesto la verdad— no está bien encajada. Esa
Rosa que nos da Laura de la Uz, y que se supone que sea la que buscaba
la directora, no es suficiente para un engaño así.

Estamos en el poblado habanero de Casablanca, en 1994, cuando el
"período especial en tiempo de paz" toca fondo. Apagones continuos,
carencia de todo. Ernesto (Luis Alberto García) es un incorruptible
ingeniero en la construcción de una cadena de hoteles, dispuesto a
cumplir su compromiso de trabajo con Fidel Castro; su reciente esposa,
Rosa Elena, es una auxiliar de enfermería y ambos viven en armonía a
pesar de la situación del país y de que el padre de ella es inválido.

En medio de esta realidad tan confusa, donde nada es lo que parece ser,
la violencia resulta un muelle demasiado apretado que asoma a veces y
promete saltar en cualquier momento, pero aun así es difícil ver en Rosa
a alguien que fue hombre, ni siquiera cuando se disfraza de tal, y más
difícil entender por qué le dice a su marido que está embarazada o cómo
se envalentona cuando va a reclamarle a Lázaro y rompe el vidrio de una
ventana. La violación de Rosa por Roberto, amigo de Ernesto que lo
traiciona, roza la caricatura, y ese Ernesto decidido —y alentado por su
falso amigo— a matar a Rosa, no se salva ni siquiera porque terminan
reconciliándose, lo que da lugar a una absurda oscilación de la
protagonista del me voy con él al no me voy contigo para el campo y, por
fin, al final, Ernesto descubre que Rosa canta vestida de hombre en un
grupo vocal masculino.

Hay otros ingredientes defectuosos en la historia, como Lázaro, gerente
truhán, ex amante de Rosa cuando era hombre, que aprovecha que Ernesto
no sabe la verdad para sacarlo del camino y seguir robando, interpretado
por un Jorge Perugorría sin matices, y llama la atención la tendencia
del relato a caer en las repeticiones, los énfasis y el derroche: los
rostros magullados y con manchas de sangre, las mentiras verbales de
Rosa a Ernesto, la compulsión traicionera de Roberto.

Salvando las distancias, hay que anotar que, como Fresa y chocolate, a
la que tanto hace referencia, esta película critica un pasado de varios
lustros, no el presente, que se supone mejor de una manera muy vaga. En
este caso, Vestido de novia va directo al demagógico currículo de
Mariela Castro, ángel de una pretendida, y ejemplar en su segregación
política, revolución sexual. Comprometiéndose con el CENESEX, la
película busca su agrado, le hace un agradecimiento al final, aunque se
anota en especial a Mariela Castro, y en uno de los diálogos Rosa, muy
visionaria porque sí, augura que en el futuro habrá más tolerancia con
los de sexualidad diferente. De hecho, en su frase "Yo sé que esto va a
cambiar", quién sabe hasta dónde llega ese "esto".

Se le llama cine sumergido a la producción fílmica lograda
mayoritariamente al margen del Estado y que interpela a la
cinematografía institucional, pero se ha reconocido que incluso
películas del ICAIC como José Martí, el ojo del canario o Conducta
desbordan o evaden hasta cierto punto los cánones oficialistas,
acercándose a la pluralidad del cine independiente. No sería errado
aventurar que Vestido de novia persigue una intuición parecida, una
amplitud de horizonte más acorde con los nuevos tiempos, y para ello se
sumerge en el amplio caudal de la temática gay que, en estos años,
pretende adelantar la "desmachificación" de la sociedad cubana.

El propio título ya dice mucho, pues está tomado de un representativo
poema de Norge Espinosa, a quien también se agradece en el filme y cuyo
nombre se muestra, al pasar, en un cartel sobre la poesía joven de los
80. Para terminar arriba, el tema de X Alfonso que abre los créditos,
Interrogante, advierte que la resignación "no es la solución para acabar
con los problemas que te imponen los sistemas" al punto de no "volver a
creer en sus promesas".

Marilyn Solaya, promesa ella misma, apostando por temas fuertes, ha
traído su pasión al cine cubano actual, una pasión humana y una
sensibilidad que ojalá la ayuden a abrirse y hacer camino en nuestra
cinematografía por venir.

Source: Vestida de hombre: transexualidad y machismo en la Cuba actual |
Cubanet -
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/vestida-de-hombre-transexualidad-y-machismo-en-la-cuba-actual/

miércoles, 14 de enero de 2015

Alianza por el reconocimiento y visibilidad de los derechos de las minorías sexuales.

Alianza por el reconocimiento y visibilidad de los derechos de las
minorías sexuales.
[13-01-2015 18:06:11]
Mario José Delgado González
Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net). La Habana.- Después del restablecimiento de
las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos miembros de la
sociedad civil LGBTI cubana se encuentran muy a la expectativa de lo que
en el recién comenzado 2015 habra de suceder entre ambos pueblos, y como
homosexuales, lesbianas, bisexuales, trans e intersex de Cuba
influirán, para que el gobierno cubano tenga en cuenta la ejecución de
políticas justas en aras de acelerar un cambio que beneficie a ambas
naciones y a las minorías sexuales.
Establecer lazos es la primicia indispensable de las ONGs LGBTI
independientes de la isla con el vecino pueblo y con toda la región de
América, en aras de buscar el intercambio, apoyo y deseado
empoderamiento del cual desafortunadamente ha sido expropiada por la
revolución cubana a través de casi medio siglo.

Para estas un nuevo año ha comenzado; y por ende la misma aspira a que
en este sea el año del reconocimiento igualitario, teniendo en cuenta
aspectos de índole social para el desarrollo como el respeto a la
orientación sexual, identidad de género, estatus racial e interés
religioso de las minorías.

Las minorías sexuales como aspecto visible en la sociedad cubana este
año, se encuentran reflexivas, con el fin de insidir más
gubernamentalmente. La misma se propone como objetivo indispensable que
se reconozcan los aspectos y derechos democráticos que les atañen para
evitar que se sigan cometiendo cualquier tipo de violación que pueda
influenciar con el deterioro social cual intrínsecamente les incumbe.

La misma que aspira a un cambio, decidió para este 2015 crear su propia
plataforma con el fin de aunar a los grupos LGBTI visibles e invisibles
de la sociedad civil cubana con el fin de incidir más en la política
sexual de Mariela Castro, reclamando más derechos y espacios de los que
hasta la fecha no le han sido conferidos resultado de una mala
administración y liderazgo de la sexóloga ínclita.

Las minorías sexuales de la isla, quienes no logran sentir como su líder
y representante a la directora del Centro Nacional de Educación Sexual
(CENESEX), decidieron oficializar estructuralmente el pasado 21 de
diciembre la segunda plataforma por los derechos LGBTI en Cuba, después
de la arruinada tentativa de la primera plataforma LGBTI creada por la
exlíder Leannes Imbert Acosta.

La segunda quien por decisión unánime de sus activistas y líderes que
decidieron nombrar Alianza Cubana por los derechos LGBTI "Manos", está
compuesta en este momento por las cinco organizaciones LGBTI más
visibles de la isla, como la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI que
atiende Nelson Gandulla, activista gay de la provincia central
Cienfuegos, Liga Cubana contra el SIDA, liderada por la activista Trans
Sisy Montiel, Arcoíris Libre de Cuba quien es atendida por la
coordinadora Juana Mora Cedeño junto a Teresa Domitila su compañera
quien aborda la problemática de la racialidad de las minorías sexuales
en el país, además de este servidor quien les habla quien atiende el
Grupo Cristiano LGBTI Divina Esperanza, una organización que aboga en
defender los derechos cívico-religiosos de las minorías sexuales, opina
que embargar a las minorías sexuales del país con una infraestructura
transparente que les represente socialmente en toda su diversidad y
problemáticas, inclinara la balanza a su favor, permitiendo un colectivo
más unido y más trabajador por un nuevo país.

Para esto se estima que este año, salga la primera revista LGBTI de la
sociedad civil independiente, se espera que surjan más organizaciones y
espacios inclusivos, se trabaja por la creación de redes nacionales que
reporten constantemente información respecto a los avances que se
implementan en el país, y sobre todo se aspira que la comunidad LGBTI
cubana se le entreguen las herramientas necesarias indispensables para
su educación en materia de derecho legal y civil.

La comunidad LGBTI cubana, aunque es una que en la práctica no se
muestra interesada por asuntos de tema político, si se siente tentada a
ejercer y a exigir sus derechos cívicos y legales dentro de la isla con
el fin de mejorar su calidad de vida.

La Alianza Manos, quien tiene por coordinadora principal tras decisión
conjunta a la activista Juana Mora, prevé para este 2015 una lucha
pacífica y consiente enmarcada en el dialogo por la visibilidad, respeto
y autonomía de la comunidad LGBTI en el plano físico y virtual con el
fin de acabar con el estigma impuesto y vulnerabilidad de las minorías
sexuales, que por herencia ha sido impuesta por causa del desconocimiento.

Source: Alianza por el reconocimiento y visibilidad de los derechos de
las minorías sexuales. - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/54b550833a682e104c8acba3#.VLVmiCvF9HE

viernes, 9 de enero de 2015

Bloguero oficialista - 'Los gays cubanos pueden casarse, aunque sea en Miami'

Bloguero oficialista: 'Los gays cubanos pueden casarse, aunque sea en Miami'
DDC | La Habana | 9 Ene 2015 - 12:17 pm

Francisco Rodríguez culpa a personas de 'nuestro pueblo' y a
'determinados decisores del Estado y el Gobierno' por el retraso en la
ley cubana de uniones homosexuales.

El bloguero oficialista Francisco Rodríguez elogió que "las lesbianas y
los gays cubanos pueden casarse, aunque sea en Miami", en una nueva
crítica contra el retraso en la aprobación del matrimonio gay en Cuba.

"Nos complace que al menos las lesbianas y los gays cubanos pueden
casarse, aunque sea en Miami", dijo Rodríguez en su blog Paquito el de Cuba.

El activista gay considera que los "intensos y fluidos contactos" entre
la población de la Isla y la emigración cubana en Estados Unidos
"podrían conducir a un aprendizaje recíproco en cuanto al respeto a la
libre orientación sexual e identidad de género".

Según el protegido de Mariela Castro, tal intercambio podría resultar
"una muy buena influencia" para quienes "todavía vacilan, se resisten al
conocimiento científico o entorpecen los procesos desde sus prejuicios".

Entre ellos citó a personas de "nuestro pueblo" y a "determinados
decisores del Estado y el gobierno".

Rodríguez calificó de "necesidad imperiosa" la modernización de las
leyes cubanas en aspectos sociales, "como puede ser aprobar un nuevo
Código de Familia que reconozca jurídicamente a las parejas
homosexuales, legislar en torno a la identidad de género, penalizar la
discriminación por homofobia u otros motivos y hasta ampliar el concepto
de matrimonio cuando actualicemos la Constitución".

El bloguero recordó que, "lamentablemente", muchos homosexuales cubanas
emigraron a Estados Unidos, "incluso contra su voluntad en los años 80,
por la homofobia y discriminación que sufrieron en nuestro país, y no
solamente por razones económicas o políticas".

"Es una buena noticia para mis compatriotas lesbianas y gays en los
Estados Unidos, a quienes felicito y deseo muchos éxitos en su vida en
pareja, ahora con un respaldo jurídico", dijo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo es ya una realidad en
Florida desde el 6 de enero pasado. El estado se convirtió así en el
número 36 del país en legalizar este tipo de uniones.

Source: Bloguero oficialista: 'Los gays cubanos pueden casarse, aunque
sea en Miami' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1420802222_12221.html

jueves, 8 de enero de 2015

Fusionan organizaciones por los derechos LGBTI en Cuba

Fusionan organizaciones por los derechos LGBTI en Cuba
Luis Felipe Rojas/ Martinoticias.com
enero 07, 2015

Después de un periodo de estudio y consenso para precisar sus objetivos
y las dificultades por las que atraviesan en la sociedad cubana actual,
cinco organizaciones de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e
Intersex ( LGBTI) se fusionaron en la Alianza Cubana de Gays, Lesbianas,
Bisexuales, Trans e Intersex "Manos", señaló este miércoles el activista
LGTBI Nelson Gandulla, desde Cienfuegos, lugar en el que reside.

Las organizaciones que pasaron a estar bajo la sombrilla de la nueva
alianza son: Arcoíris Libre de Cuba (ALCU), la Liga Cubana contra el
SIDA, el proyecto de integración de la comunidad LGBTI Shui Tuix, la
Asociación Religiosa Divina Esperanza y la Fundación Cubana por los
Derechos Humanos LGBTI. Gandulla indicó que las sesiones de trabajo
realizadas en La Habana culminaron en los días finales de diciembre de 2014.

Un reporte enviado a Martinoticias por el periodista independiente Idael
Rodríguez da cuenta de la opinión de Juana Mora Cedeño, que codirige la
estrenada Alianza: "El objetivo de la alianza es agrupar y aglutinar a
las diferentes organizaciones de la sociedad civil de la isla con el fin
de representar y visibilizar las diferentes opiniones y peticiones ya
que hasta la fecha solo existe una opinión en el país que es gubernamental".

La transexual cubana Michelle Hernández, conocida como Sisy Montiel
habló de la importancia que tiene para ella el modo en que asume la
superación personal ante los obstáculos que ha enfrentado: "La policía
me ha discriminado, he sufrido prisión por ser trans; pero no me he
dejado doblegar porque si no (esto) atenta contra mi propio yo".

Montiel recientemente asumió la dirección del proyecto independiente
Liga Cubana contra el SIDA. En conversación con Martinoticias, aseguró
que el objetivo de la alianza LGBTI es "agrupar en todo el país a toda
la comunidad LGBTI (e instarlos) a organizarse y den sus experiencias
para poder defender nuestros derechos". Además, señaló que su decisión
de agruparse en la sociedad civil independiente y no con el oficialista
CENESEX está dado porque "ahí no puede estar todo el mundo, no les
escuchan, y con nosotros sí".

El pasado año, la Fundación Cubana por los Derechos de los LGBTI, puso a
disposición de esta comunidad una línea de ayuda que radica en el pueblo
de Taguayabón, provincia de Villa Clara, y en la que la activista Tania
García puso su teléfonos, fijo y móvil, a disposición que quienes
quisieran informarse de las actividades y concursos, que realizan estos
grupos dentro de la isla. García dijo que la línea había sido una
herramienta de verdadero intercambio.

Las preguntas pueden hacerlas a través del teléfono fijo (42)486338 y
del móvil (53)54028093. De igual modo, pueden enviar denuncias sobre
violaciones a estos derechos, comentarios o recomendaciones al siguiente
correo electrónico: fundacioncubanalgbti@gmail.com.

Source: Fusionan organizaciones por los derechos LGBTI en Cuba -
http://www.martinoticias.com/content/fusionan-organizaciones-legbti-en-cuba-/83789.html

lunes, 5 de enero de 2015

Crímenes de odio ¿quiénes responden?

Crímenes de odio: ¿quiénes responden?
Muchos cubanos muestran indiferencia frente a los crímenes de odio por
la orientación sexual
lunes, enero 5, 2015 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba. -No hace mucho, en la barriada de La Güinera, una de
las zonas más pobres de La Habana, fue encontrado el cadáver de un
hombre de unos 50 años de edad. Según comentan los vecinos del lugar, el
cuerpo, parcialmente desnudo, había sido abandonado al fondo de su casa,
en un hierbazal cercano a las Ocho Vías. Exhibía marcas de extrema
violencia en la cabeza y los brazos. De voz de algunos testigos del
hallazgo, también pudimos conocer que se trataba de un tal Yoyi, un
hombre muy conocido en los barrios colindantes por dedicarse a la venta
de ropas que él mismo importaba desde Ecuador.

Debido al nivel adquisitivo de la víctima, se comenta que la muerte pudo
ser consecuencia de un asalto sólo "para robarle", sin embargo, según
declaraciones de una vecina muy cercana a Yoyi, en la casa no faltaba
nada. Junto a este detalle hay otro que llama aún más la atención: el
asesinato no ha causado ni asombros ni revuelos a diferencia de otros
crímenes que casi a diario se producen en la zona, y algunos se atreven
a opinar que la razón es que Yoyi era homosexual.

Según el testimonio de un joven de la localidad, lo sucedido es como una
especie de "castigo merecido" porque: "siempre andaba con esa pajarería
y en esa casa entraba todo el mundo".

Otros testimonios recogidos en las cercanías del lugar son muy similares
en su intolerancia y permiten ver que una buena parte de la población
muestra una preocupante imperturbabilidad frente a los crímenes donde se
sospechan manifestaciones de odio por la preferencia sexual.

Si bien es cierto que en otros países de Latinoamérica y sobre todo en
el Caribe, debido a factores sociales, es posible encontrar actitudes
parecidas, también sucede que el fenómeno, en Cuba, adquiere matices muy
específicos debido a los años en que el propio discurso político oficial
promovía la intolerancia y las reacciones violentas contra la diversidad
sexual al incluir, muy deliberadamente, la homosexualidad entre las
"figuras delictivas".

Adrián, un joven de 24 años, dice haber sido atacado por una pandilla de
delincuentes cuando salía de una discoteca en la barriada de Mantilla.
Según nos refiere, las agresiones comenzaron desde que abordó el ómnibus
en la madrugada mientras intentaba regresar a su casa:

"La guagua [ómnibus] estaba casi vacía y yo, para que ni me vieran, me
senté detrás de los chiquitos que venían borrachos. No pasaron ni cinco
minutos y comenzaron a gritarme cosas y a jalarme la ropa. En el asiento
detrás de mí venía un policía y yo pensé que él les iba a decir algo
pero cuando miré, se estaba haciendo el dormido. […] Yo me levanté y me
senté en un asiento detrás del chofer, entonces vino uno de los
muchachos y me echó algo en la cabeza […], no sé si era agua o qué sé
yo, y entonces le grité pero él me tiró un piñazo y por miedo a que me
fueran todos arriba a golpes, porque eran cinco, le grité al chofer que
parara y llamé al policía pero el muy hijo de puta me dijo que él no
estaba de servicio y que yo no tenía que andar por la calle a esa hora.
[…] El chofer no paró y yo vi cómo se reía con otro estúpido, cuando me
bajé en la entrada de El Eléctrico. […] Los chiquitos se bajaron y
empezaron a gritarme loca y maricón y yo comencé a correr, entonces uno
me tiró una piedra y me cayeron a atrás. Después sentí que me dieron un
piñazo por la espalda y me tiraron en el piso y me fueron arriba".

"Como empecé a gritar, entonces salió el custodio de la tienda y se
mandaron a correr. […] Yo fui solo [a la Policía] porque el custodio
dice que él no vio nada, hice la denuncia, estaba todo magullado y ni
siquiera me hicieron fotos ni me preguntaron cómo me había hecho eso
[…], les dije que sabía dónde vivían dos de los chiquitos pero hasta
ahora no me han dicho nada. […] Me volvieron a decir lo mismo que el
otro imbécil, que no tenía que andar a esa hora por la calle, así que
fui por gusto. […] La gente lo ve todo como si fuera yo el culpable,
incluso en mi casa me dicen lo mismo, pero yo no tengo por qué vivir con
miedo. A mí nadie me va a encerrar en la casa".

Por otra parte, sin ningún tipo de contención, Ismael, un joven de
apenas 20 años y residente en el mismo barrio de Adrián, nos refiere el
rechazo que siente por los homosexuales y nos cuenta sobre lo que sucede
en su escuela:

"Yo no me meto en lo que haga la gente pero eso es una puercada. A esos
tipos hay que mantenerlos bien lejos. Si uno se me acerca le rajo la
cara. Parecen jevitas [mujeres] y todos tienen SIDA porque son unos
puercos. Ellos mismos se buscan eso. […] En mi aula hay uno que todo el
mundo lo tiene encañonado. Hasta los profesores lo llevan a pan y agua a
ver si mejora pero el tipo es como una niñita, por todo llora. Los otros
días lo pusieron a limpiar el baño y el director lo ha parado en el
matutino una pila de veces, le ha dicho cosas, lo pone a limpiar las
ventanas y nada, el tipo sigue igual. Es un descarao, después tú lo ves
mirando a los hombres".

Una profesora de Psicología de la Universidad de La Habana que, para
evitar represalias, nos ha pedido discreción, reconoce que el
agravamiento del fenómeno de la homofobia es consecuencia, en gran
medida, de los años de legitimación de una conducta:

"Los abuelos, los padres, ellos mismos se han educado escuchando que la
homosexualidad es una degeneración, un 'subproducto' defectuoso de la
sociedad donde se reúnen los peores males. La represión y la
autorrepresión han sido modos de sobrevivencia. Durante años, en las
normas educativas de los ministerios de educación [de Cuba], en la
pedagogía, se contemplaban acciones violentas para corregir la
homosexualidad. Acciones que muchas veces condujeron al suicidio o a la
impunidad ante los crímenes de odio. En Salud Pública, ni hablar; y en
cultura, ya sabes todo lo que se ha escrito. […] Pero a la vez se
escribieron, se discutieron y publicaron cientos de tesis sobre 'el mal
de la homosexualidad' y hasta existían proyectos de experimentación. Se
otorgaron grados científicos que hoy debieran ser revisados."

"Los psicólogos teníamos que buscar una solución para ya [urgente] y
hasta traían especialistas de la República Democrática Alemana (RDA) y
la Unión Soviética para decirnos cómo tratar la homosexualidad. Se
hablaba en términos de 'combatir', 'erradicar', 'impedir' y los sujetos
fueron paulatinamente deshumanizados hasta este punto en que hasta las
autoridades restan importancia a los asesinatos. ¿Acaso no se trataba de
una especie de exterminio solapado? […] Cuando yo asisto a las
conferencias sobre el tema me quedo asombrada porque nadie va al meollo
de la cuestión. […] Nuestra mentalidad latina es machista, es verdad,
pero hay quien utilizó ese componente para crear enemigos y fantasmas
donde no los había, lo manipuló, lo agravó y ahora ni siquiera pide
perdón, y tú sabes a quién me refiero."

Sin ofrecer disculpas ni mostrar remordimientos por sus reiteradas
violaciones de los derechos humanos, Fidel Castro, desde los inicios de
la revolución cubana promovió la idea absurda de erradicar la
homosexualidad en la isla y la convirtió en una tarea indispensable para
la construcción del socialismo. Su labor de "saneamiento" se patentiza
en cualquiera de las intervenciones públicas donde abordó los temas de
la juventud o la educación. Por ejemplo, el 13 de marzo de 1963, en la
escalinata de la Universidad de La Habana, Fidel se refería a los
homosexuales con términos verdaderamente fascistas:

"Muchos de esos pepillos vagos, hijos de burgueses, andan por ahí con
unos pantaloncitos demasiado estrechos [RISAS]; algunos de ellos con una
guitarrita en actitudes 'elvispreslianas', y que han llevado su
libertinaje a extremos de querer ir a algunos sitios de concurrencia
pública a organizar sus shows feminoides por la libre".

Y más adelante continuaba: "Que no confundan la serenidad de la
Revolución y la ecuanimidad de la Revolución con debilidades de la
Revolución. Porque nuestra sociedad no puede darles cabida a esas
degeneraciones [APLAUSOS]. La sociedad socialista no puede permitir ese
tipo de degeneraciones. […] ¿Jovencitos aspirantes a eso? ¡No! 'Arbol
que creció torcido…' […]. Hay unas cuantas teorías, yo no soy
científico, no soy un técnico en esa materia [RISAS], pero sí observé
siempre una cosa: que el campo no daba ese subproducto. Siempre observé
eso, y siempre lo tengo muy presente".

Y en ese mismo discurso terminaba criminalizando la homosexualidad:
"Estoy seguro de que independientemente de cualquier teoría y de las
investigaciones de la medicina, entiendo que hay mucho de ambiente,
mucho de ambiente y de reblandecimiento en ese problema. Pero todos son
parientes: el lumpencito, el vago, el elvispresliano, el 'pitusa'
([RISAS]. […] Entonces, consideramos que nuestra agricultura necesita
brazos [EXCLAMACIONES DE: '¡Sí!']; […] Parece que no han adquirido
conciencia clara del país en que están viviendo, y parece que pretenden
ignorar que el proletariado tiene la mano dura, porque trabaja duro, con
hierros. Y el proletariado tiene la mano dura cuando hay que tenerla".

La incitación a la violencia contra los homosexuales no concluye con ese
discurso. Al mes siguiente, en las conclusiones del Primer Congreso
Nacional de Maestros de Vanguardia "Frank País", asegura que, con sus
métodos, llegará "a forjar una sociedad enteramente nueva […] limpia de
muchas de las lagunas y de las debilidades de nuestra sociedad actual".
Tales extremismos serán definitivamente institucionalizados en los
acuerdos del Primer Congreso de Educación y Cultura de 1971 y, como
nadie de la cúpula dirigente se ha tomado el trabajo de revocarlos
oficialmente, son los que continúan rigiendo en todas las esferas de la
sociedad.

Desde el discurso del 13 de marzo de 1963 hasta la actualidad, cuando
aún las zonas más frecuentadas por los gays son patrulladas por policías
y perros entrenados, la idea de considerar la homosexualidad como una
conducta social castigable fue creando los marcos de permisibilidad para
marginar a los marcados como "diferentes" y para ignorar los crímenes de
odio que cada día tienden a incrementarse.

Mientras otros países avanzan en sus legislaciones, en materias de
igualdad y respeto a la diversidad sexual, muy a pesar de lo que diga o
haga ese instrumento oficialista llamado CENESEX (cuyo principal
objetivo ha sido siempre blanquear la historia real), en Cuba estos
asuntos continúan abordándose bajo un manto de dobleces, sin
pronunciamientos necesarios y sin deslindar responsabilidades.

Source: Crímenes de odio: ¿quiénes responden? | Cubanet -
http://www.cubanet.org/destacados/crimenes-de-odio-quienes-son-los-responsables/

martes, 23 de diciembre de 2014

Mariela Castro no tiene derecho a representarme

"Mariela Castro no tiene derecho a representarme"
La hija de Raúl Castro tiene una agenda política para blanquear la
homofobia histórica de la revolución
martes, diciembre 23, 2014 | Alejandro Tur Valladares

CIENFUEGOS, Cuba -Durante la última década, la lucha en favor de los
derechos de la comunidad LGBTI cubana ha cobrado relevancia. Ha sido el
Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (CENESEX) dirigido por la
sexóloga Mariela Castro Espín, hija del gobernante cubano Raúl Castro
Ruz, la organización más visible de cuantas aseguran estar involucradas
en la promoción del respeto a la diversidad de género; gran paradoja si
se tiene en cuenta que fue su tío Fidel Castro y su padre, quienes
instrumentaron la mayor persecución contra la comunidad gay que haya
quedado registrado en los anales de la Isla.

Tal situación ha propiciado la división en bandos de la comunidad LGBTI
cubana. De un lado quienes desconocen la historia y han elegido dar
crédito a la labor del CENESEX y del otro quienes desconfían y
consideran que Mariela tiene una agenda política concebida para
blanquear la imagen familiar.

Entre quienes recelan del CENESEX y han preferido adoptar un proyecto
independiente desde el cual reclamar sus derechos, se encuentra el joven
estudiante de medicina Nelson Gandulla Díaz, quien dirige la Fundación
Cubana por los Derechos LGBTI.

Con el propósito de conocer quién es, qué opinión le merece el CENESEX y
como desarrolla su lucha por la obtención de derechos para la comunidad
LGBTI, nos acercamos a él para entrevistarlo. Esto fue lo que trascendió
del encuentro.

Militaste en el CENESEX, ¿por qué te saliste de él?

Porque entendí que el CENESEX defiende tan solo el derecho de las
personas que están apoyando lo que ellos llaman revolución, si no eres
revolucionario el CENESEX no te apoya.

Decido marcharme tras ver como varias personas de la comunidad habían
sido apresadas y multadas por estar en un sitio de encuentros. Planteé
la situación y expresé que era deber del CENESEX defender los derechos
de esas personas, porque no estaban haciendo nada malo,
sencillamente estaban conversando, socializando, y al ver que Mariela
Castro se quedó con los brazos cruzados, que no hizo nada por esas
personas, descubrí que todo era mentira, que no tiene derecho a
representarme, que no estaba defendiendo los derechos de nadie, solo de
aquellos que a ellos les convenía, por eso decidí marcharme.

¿Cómo surge la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI que tú diriges?

Me encontraba trabajando con el proyecto Shui Tuix que tenía su sede en
La Habana. También pertenecía al Observatorio Cubano LGBTI. Al
desintegrase el Observatorio me plantean la idea de crear una
organización que defendiera los derechos de personas como yo, que hiera
activismo, que pudiera apoyar a cualquier miembro de la comunidad LGBTI
que se encontrase en problemas y entonces es cuando decidimos crear en
mayo de este año la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI.

¿Cuándo te percataste de que eras gay?

Desde la infancia, pero en la adolescencia cuando van ocurriendo los
cambios, me fui dando cuenta que mis gustos y preferencias son
diferentes a las de las demás personas de tu mismo sexo.

¿Lo supo la familia por terceros o tú se lo contaste?

Yo se lo conté, pero fue una experiencia algo cómica. No me había
atrevido por los tabúes de la sociedad cubana que ahora han disminuido
un poco. Mi abuela fue quien se percató; estaba viendo una novela
mexicana en la que abordaban bien el tema y un día llego de la
universidad y me pregunta; aproveché la oportunidad y me franquee con ella.

¿Cómo recibió la noticia el resto de la familia?

Pensé que iban a verlo mal, pero fue todo lo contrario.Todo el mundo
reaccionó bien.

¿Has padecido el rechazo de algún segmento poblacional, de alguna
persona en particular?

Siempre hay personas que no te aceptan, o que te dicen, te tolero, pero
lo que uno busca no es tolerancia sino aceptación, porque no es lo mismo
que te toleren a que te acepten.

Aun ante de decir que eres gay, antes de salir del closet, como decimos
en el lenguaje gay, había sido marginado por mi forma de ser. Recuerdo
que cuando pequeño hacía un programa en la radio y me sacaron. En la
escuela primaria, aun sin haber declarado abiertamente que era gay, los
muchachos se burlaban y la profesora debía intervenir y decirles que yo
era diferente, que no debían meterse conmigo.

¿Consideras que la sociedad cubana está cambiando sus prejuicios para
con la comunidad gay?

Aunque hay políticas gubernamentales dirigidas a cambiar la mentalidad
de la sociedad cubana, todavía es insuficiente el esfuerzo que están
realizando, porque no se le da mucha divulgación al tema. Los escritos
que el oficialismo hace respecto al tópico no llegan a la población,
quedan enclaustrados en instituciones especializadas. Yo creo que sí,
que la sociedad cubana está cambiando, pero son cambios que ocurren en
la medida que se comienza a recibir información desde el exterior, por
los llamados paquetes, por los audiovisuales, por el contacto con
ciudadanos extranjeros, esto es lo que ha hecho que los cubanos se abran
más en este campo, pero es insuficiente todavía el trabajo que hace la
parte oficial, sinceramente no creo que sea por la labor del gobierno
que esté cambiando la sociedad.

En el pasado los homosexuales vivieron aterrados por la persecución de
un gobierno abiertamente homofóbico, hoy vemos que el panorama ha
cambiado. ¿Consideras que el cambio es auténtico o simplemente responde
a una estrategia política con fines a ganar simpatizantes en el exterior?

Para mí es algo estratégico, una fachada. Todavía existe persecución a
la comunidad LGBTI. La comunidad tiene sitios de encuentro donde vamos a
comunicarnos, a conocernos, y ahí todavía hay represión, si te cogen en
uno de estos sitios puedes ser detenido, ser multado o en el mejor de
los casos que te confeccionen una carta de advertencia. Las Trans,
tienen dificultades para asistir a la universidad por su forma de
vestir, siempre se quedan en el nivel técnico medio o un doce grado, si
pueden alcanzarlo. No existe una persecución como antes que te mandaban
para campos de concentración como la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a
la Producción) pero todavía existen formas de persecución. El CENESEX ha
querido disfrazarlo y mostrar al mundo una fachada, mostrarse como la
campeona en los derechos de la comunidad LGBTI.

¿Qué objetivos se plantea alcanzar la Fundación Cubana por los Derechos
LGBTI?

A parte de repartir folletos con material educativo y ejecutar campañas
a favor de la educación sexual, queremos realizar talleres que eduquen a
la población en la necesidad de cambiar comportamientos como el
machismo, la homofobia, que se dan por el desconocimiento que tiene de
estos temas. Vamos a empezar a hacer cine debates. Queremos presentar
ante el Consejo de Estado un pedido para que aceleren el proyecto que
está estancado en el Parlamento desde el año 2006 para que se legalicen
los matrimonios gay.

Estudias medicina ¿no temes que el activismo social que de forma
independiente realizas a favor de la comunidad LGBTI, sea visto por el
gobierno como una actividad contestataria y te pueda acarrear problemas,
por ejemplo, que interrumpan tus estudios?

Yo creo que cuando una persona está luchando por algo que es verdadero
no tiene por qué temer. Estamos luchando para que lo mal hecho salga a
la luz. Conozco los riesgos pues como sabes en Cuba todo lo que no esté
con el régimen está en contra de ellos. Si no haces lo que ellos tienen
establecido, así no estés hablando en contra de ellos, te consideran su
enemigo.

http://youtu.be/ratf5FkSxf0

Source: "Mariela Castro no tiene derecho a representarme" | Cubanet -
http://www.cubanet.org/destacados/mariela-castro-no-tiene-derecho-a-representarme/